El hallux valgus, conocido popularmente como “juanete” es una de las consultas más frecuentes en nuestra Unidad del Pie y Tobillo. Es una patología que se presenta principalmente en mujeres entre los 30 y los 60 años.

Además de la incapacidad que pueda producir por el dolor o dificultad para encontrar calzado que se adapte a la deformidad, altera la dinámica de la marcha por lo que, a la larga, tendrá consecuencias negativas en otras articulaciones del retropié y del tobillo. Por este motivo conviene consultar al especialista desde el principio.

El tratamiento será muchas veces quirúrgico de entrada, sobre todo en casos ya evolucionados , pero en otras ocasiones puede ser suficiente intentar frenar su evolución mediante algunos ejercicios , que el paciente puede realizar en su casa, o con el uso de soportes plantares adecuados”.

¿Qué es un juanete?

El juanete es un agrandamiento de la articulación de la base de del dedo gordo del pie – la articulación metatarsofalángica – Que se producen al desplazarse el hueso o el tejido de la articulación del dedo gordo. Esto fuerza al dedo a doblarse hacia los otros, creando un bulto frecuentemente doloroso. Como esta articulación soporta gran parte del peso del cuerpo al caminar, los juanetes pueden ser extremadamente dolorosos si no sí tratan. La propia articulación metatarsofalángica se volverá rígida e irritada, haciendo difícil o imposible incluso llevar zapatos. Los juanetes o bunios – del latín bunio, que significa agrandamiento – pueden darse en la parte exterior del pie, en el dedo chico, llamándose en este caso «juanete de sastre«.

Síntomas

• Desarrollo de un bulto firme en el externo del pie, en la base de del dedo gordo.
• Enrojecimiento, hinchazón, o dolor en, o cerca de, la articulación metatarsofalángica.
• Callos u otras irritaciones causadas al montarse un dedo sobre otro.
• Movimiento limitado o doloroso del dedo gordo.